x De Tu Cel trabaja bajo todas las instrucciones del COVID-19 emitidas por el Gobierno de México. Continuamos brindando servicios empresariales a nuestros clientes de forma remota, por seguridad de tu familia, la salud de nuestros clientes y empleados. Para cualquier pregunta, no dudes en contactarnos al *3636, estaremos encantados de ayudarte y o proporcionarte un numero de marcación corta lo más pronto posible. A pesar de la gran demanda que estamos experimentando debido a la crisis, contamos con un amplio repertorio de números cortos que podemos ofrecerte. Leer más »
x De Tu Cel trabaja bajo todas las instrucciones del COVID-19 emitidas por el Gobierno de México. Continuamos brindando servicios empresariales a nuestros clientes de forma remota, por seguridad de tu familia, la salud de nuestros clientes y empleados. Leer más »

La marcación corta generando credibilidad y cercanía con los votantes

La marcación corta generando credibilidad y cercanía con los votantes

En los últimos años muchos ciudadanos latinoamericanos y en particular mexicanos han mostrado su descontento con las políticas gubernamentales, manifestándose de diferentes formas y haciendo críticas importantes al sistema social y político del país. Otro gran número de ciudadanos ha estado esperando la llegada de las nuevas elecciones para la cámara general de diputados con el fin de tomar decisiones con respecto al futuro del país.

Históricamente algunos de los mayores problemas que han tenido elecciones son: la abstinencia de votantes y la falta de conexión de los partidos o candidatos con los ciudadanos comunes que deriva en molestias posteriores.

La primera de las dificultades obedece a muchos motivos, pero uno que puede ser común es la necesidad de acompañamiento y asesoría al votante. Es muy probable que algunos electores no conozcan el lugar donde deben votar o no sepan cómo hacerlo y por esto prefieran no votar.

Mayor acompañamiento del ente encargado

Aunque el Instituto Nacional Electoral, como dependencia asociada al gobierno, es quien encabeza y dirige las elecciones ya cuenta con varias herramientas tecnológicas de apoyo, cierta parte de la ciudadanía prefiere hacer una llamada que sea contestada al otro lado de la línea por una persona real, la respuesta de un operador le genera más confianza que un chatbot o el envío de un correo electrónico.

Así las cosas, la implementación de un número corto para negocios sería una estrategia asertiva y avanzada. Este es un número corto y fácil de recordar. Las personas que usen el servicio marcarán cómodamente un número de pocos dígitos y todas sus consultas, denuncias, anormalidades o preguntas específicas serán correctamente recibidas. Este número rápido además quedará grabado en la memoria de las personas y perdurará en el tiempo debido a su estructura sencilla.

Marcaciones cortas conectando electores y partidos políticos.

Refiriéndonos al segundo problema. Las campañas electorales son la mejor oportunidad de crear un lazo comunicativo fuerte e importante con los electores, es el momento de escucharlos, analizar sus necesidades y forjar credibilidad.

Pero ¿Qué tan difícil es comunicarse con un partido político? En la actualidad tal vez casi imposible, no solo porque los ciudadanos los ven como entes lejanos sino porque no existe un número telefónico a donde llamar, por lo menos no uno que sea amable con el elector y que no ponga su llamada en espera por mucho tiempo o en el que al final no tenga respuesta.

Aquí reaparece la marcación corta como una herramienta muy útil que centraliza las comunicaciones telefónicas y en especial construye ese puente que acerca genuinamente a los partidos políticos con las personas.

Cada partido político interesado en mejorar la recepción y gestión de comentarios, sugerencias, ideas y demás tendrá un número rápido del estilo *3636, las personas solo deberán marcarlo desde su teléfono celular y en segundos estarán comunicados con los operadores.
En conclusión, con la prontitud con la que este evento importante se acerca, cada movimiento y acción que se enfoque en optimizar la relación con los votantes hará que las elecciones se desarrollen de mejor manera, más organizadamente y con proyecciones más positivas hacia el futuro.