x De Tu Cel trabaja bajo todas las instrucciones del COVID-19 emitidas por el Gobierno de México. Continuamos brindando servicios empresariales a nuestros clientes de forma remota, por seguridad de tu familia, la salud de nuestros clientes y empleados. Para cualquier pregunta, no dudes en contactarnos al *3636, estaremos encantados de ayudarte y o proporcionarte un numero de marcación corta lo más pronto posible. A pesar de la gran demanda que estamos experimentando debido a la crisis, contamos con un amplio repertorio de números cortos que podemos ofrecerte. Leer más »
x De Tu Cel trabaja bajo todas las instrucciones del COVID-19 emitidas por el Gobierno de México. Continuamos brindando servicios empresariales a nuestros clientes de forma remota, por seguridad de tu familia, la salud de nuestros clientes y empleados. Leer más »

Hacerle frente a la inflación desde el posicionamiento de la marca

Hacerle frente a la inflación desde el posicionamiento de la marca

La población mexicana y su gobierno se están enfrentando a uno de los momentos económicos más complicados de las últimas décadas, debido a que la inflación está superando el 7%, lo que repercute inmediatamente el precio de los productos y servicios de todos los sectores comerciales, empujándolos al alza inminente.

Productos y alimentos de la canasta familiar, gasolina, electricidad, trámites, vehículos, entre otros comenzaron el año en aumento de precio y hasta el momento se mantienen igual. Podría pensarse que estas alzas benefician a las compañías porque reciben más dinero, sin embargo, parece ser que se trata de todo lo contrario. Los consumidores promedio, ven afectado su bolsillo con la inflación y para cuidar sus finanzas van a empezar a privilegiar el precio de lo que adquieren sobre cualquier otra característica, así que se hace vital que las marcas inviertan en su posicionamiento para mantenerse vigentes en el mercado.

¿Cómo impulsar el posicionamiento?

Hay muchas formas de trabajar en el posicionamiento, pero una de las más efectivas es agregando valor a la marca y ofreciendo elementos diferenciadores. Para nadie es un secreto que una de las áreas que más mantiene cerca o aleja a los consumidores es el servicio al cliente. La manera en que los clientes viven su experiencia cuando hacen contacto con las compañías es determinante en su elección de regresar y repetir compras, además de recomendar o no la marca en su círculo cercano. Muchas de las marcas se comunican con sus clientes abriendo canales como servicios de respuesta de voz interactiva, chatbots automatizados, mensajes por redes sociales, sms por cobrar o incluso chatbots en whatsapp. Estos son métodos efectivos y rápidos pero tienden a ser muy poco personalizados ya que por lo general se trata de mensajes automáticos que no permiten un contacto directo entre un usuario y un asesor de servicio. En este caso nada como una marcación directa y una llamada eficaz.

La marcación corta es un elemento diferenciador

Con la urgente necesidad de mantener el posicionamiento para contrarrestar los efectos de la inflación, las marcas pueden acudir a un especialista en números cortos para incluir en sus portafolios de servicios este servicio para negocios que les ayude a estar conectadas con sus clientes de maneras muy cercanas y beneficiosas para los dos.

Un número corto es, en términos claros, un número de teléfono de cuatro dígitos que se asigna a una compañía o marca y que beneficia al cliente al ahorrarle tiempo y esfuerzo cuando necesita apoyo o direccionamiento.

Decimos que ahorra esfuerzo porque los clientes no van a tener que preocuparse por recordar un número telefónico largo y complicado o pasar mucho tiempo intentando entender cuál es la extensión que hay que marcar para comunicarse con determinada área. Desde cualquier teléfono celular podrán marcar un número similar al ✱3636 y en segundos su llamada será atendida por un asesor de servicio.

El posicionamiento se logra cuando se atienden las necesidades de los clientes, se refuerza lo que funciona bien, se introducen elementos de mejora. Escuchar de viva voz las necesidades e inquietudes y demostrarle al cliente que es importante para la empresa, que se les está teniendo en cuenta para que tengan una experiencia satisfactoria en cada momento que lo requieran, aportará razones para quedarse, convirtiéndose en una nueva fuerza de soporte al posicionamiento y por supuesto ayudará a mantener las compañías a flote aún con las dificultades que la inflación está dejando.